Cargando...

Santander una tierra digna de conocer y disfrutar

Bucaramanga, ciudad bonita

Así a secas, con este cariñoso apelativo fue bautizada por el periodista Yamid Amat. La capital santandereana es reconocida por la cordialidad de su gente, por su agradable clima, la planificación urbanística, la calidad académica, la vocación comercial y empresarial, que sin lugar a dudas la convierten en un destino corporativo y de negocios digno de visitar, como centro de partida a un apasionante circuito turístico en la meseta y a los municipios aledaños.

Son muchos los sitios que propios y extraños deben conocer, aquí enumeraremos algunos de los lugares emblemáticos y casi de obligatorio encuentro.

PARQUE-SANTANDER.jpg

Modernidad y tradición

La majestuosa estampa nocturna del viaducto Provincial con su moderna iluminación, contrasta con el preservado sector histórico ubicado a solo 500 metros de allí, en donde se destacan las grandes casonas de teja española y tapia piada, emplazadas alrededor del parque Custodio García Rovira, epicentro administrativo de la ciudad.

VIADUCTO-LA-NOVENA.jpg

Ciudad Cultural

Además del remodelado Centro Cultural del Oriente, es imperdible una visita a la Casa del Libro Total, antigua casona restaurada y adecuada con los más modernos sistemas audiovisuales para exposiciones y eventos culturales.

CASA-LIBRO-TOTAL.jpg

Ciudad comercial

Bucaramanga es una ciudad de fuerte tradición comercial y empresarial, muestra de ello ha sido la apertura de modernos espacios para compras e integración social, constituidos además por zonas financieras, plazoleta de comidas y reconocidas tiendas.

Cabecera ha sido por tradición una importante zona, en donde se encuentran centros comerciales. Además de una variada muestra gastronómica, bares, cafés y sitios de tertulia en donde se puede esperar la llegada de la noche. También, este sitio cuenta con grandes parques como el Guillermo Sorzano, mejor conocido como San Pío, Los Sarrapios, Los leones, Carlos Virviescas y La Flora, pulmones que oxigenan este importante sector de la capital santandereana.

Además, la ciudad cuenta con una zona de calzado en San Francisco, allí los visitantes encontrarán productos de marroquinería de excelente calidad a precios cómodos, productores cuya trayectoria y tradición los ha llevado a calzar a las reinas que participan en el certamen de belleza más importante del país, que se celebra cada año en Cartagena.

parque_san_pio.jpg

Los encantos del área metropolitana

Alrededor de Bucaramanga se encuentran Floridablanca, Girón y Piedecuesta, municipios que proponen diversas formas para hacer turismo arquitectónico, religioso, ecológico, de aventura, gastronómico y de compras.

Eco-Parque Cerro del Santísimo

Desde la hacienda La Esperanza, lugar en donde en 1.887 se fundó la cervecería Clausen, se destaca un moderno teleferico que cruza el santuario de flora y fauna La Judía que conduce a uno de los cerros más altos de Floridablanca, en donde se encuentra el ecoparque Cerro del Santísimo, que cuenta con una escultura de aproximadamente 40 metros de altura, con un mirador en la parte superior, que permite contemplar y disfrutar la mejor panorámica del área metropolitana.

Este es el mejor lugar para observar el área metropolitana de Bucaramanga y también disfrutar de la puesta del sol que tiñe con distintas tonalidades el firmamento, que desde lejos parece sostenerse en las majestuosas montañas que como guardianes incólumes se levantan para cuidar esta gran meseta.

Los tonos rojo, naranja y azul   del “sol de los venados” producto de la refracción de los últimos rayos que anuncian el final del día y la llegada de la noche, son un fenómeno más que invita a conocer este paradisíaco lugar que se encuentra enclavado en las goteras de Floridablanca.

Después de haber disfrutado de este fenómeno luego de haber escudriñado todos los rincones del parque, no queda más que emprender el camino a casa realizando el recorrido de vuelta en el teleférico, que en un tiempo prudente devora los 1.380 metros que separan el lugar de la hacienda La Esperanza, lugar en donde inicia y termina una de tantas experiencias inolvidables que ofrece la geografía santandereana a todos los turistas.

EN-SANTISIMO_listo.jpg

Girón, la joya colonial

A solo 9 kilómetros de Bucaramanga está Girón, municipio que en 1959 fue reconocido como Monumento Nacional de Colombia y que se caracteriza por una preservada arquitectura colonial andaluza, propia del siglo XVII, con casonas construidas de gruesas y blancas paredes con techo de teja de barro, puertas y ventanas de color marrón, amplio balcones, laberínticas y estrechas calles empedradas y complementadas de pequeños andenes con trazado original desde tiempos de la colonia. Estos son rasgos distintivos que le dan a Girón la prestancia de una población castellana con fisonomía propia y única.

basilica-san-juan-bautista-giron.jpg

Mesa de los Santos

Está constituido por cerca de 20.000 hectáreas con escenarios ideales para realizar toda clase de actividades deportivas y recreativas, entre las que se cuentan deportes náuticos, bicicrós, cuatrimotos, caminatas, rappel, escalada en roca o simplemente para disfrutar en familia de los numerosos estaderos, restaurantes y hospedajes campestres diseñados para cada ocasión.

En estas poblaciones, los visitantes encontrarán numerosos atractivos que sin lugar a dudas los harán regresar para continuar disfrutando de todos los lugares que solo ofrece la agreste geografía santandereana, que contrasta con la calidez de una población que ha sido testigo y partícipe de la historia y el progreso de la nación.

tocaregua_mesa-los-santos.jpg